Mira por qué Trump nunca muestra sus manos a la cámara ¡Esconde algo aterrador!


Por años ha sido la forma de comprobar una gran’’ virilidad. No importa si estamos en Sydney, Hong Kong o Nueva York, por alguna extraña razón, el tamaño de las manos confirma la longitud de los genitales masculinos, por eso nadie las quiere tener pequeñas. Todos, incluso el hombre más poderoso del planeta, sueña con tener grandes manos. Quizá por eso Trump las esconde tanto.


Descubre por qué el Presidente de los Estados Unidos no es feliz con sus manos.

Tanto poder no ha podido aliviar su mayor complejo. Tantos millones de dólares, no han sido capaz de elevar su autoestima.


Su mayor secreto, eso que tanto lo perturba no ha podido permanecer oculto, y es probablemente el causante de su carácter prepotente en todo momento. Para Donald Trump, el tamaño de sus manos es un asunto que no lo deja vivir en paz.


Según información publicada por el diario The Huffington Post, Donald Trump sufre un terrible trauma por tener unas manos pequeñas. 


Todo empezó en la década de los años 80, cuando fue víctima de fuertes burlas en la televisión y los diarios más importantes, esto fue algo que le hizo mucho daño, a tal grado que llegó a tener problemas con su autoestima, pues se ha relacionado el tamaño de las manos con el tamaño del miembro masculino. 


Luego, por si fuera poco, Graydon Carter, co-editor de la revista Spy, dijo que Trump era un tipo "vulgar de dedos cortos". Según Carter, el actual presidente de los Estados Unidos, nunca olvidó el insulto.


Desde entonces, las supuestamente pequeñas manos de Trump, se han convertido en el blanco favorito de los críticos del magnate.


Con el paso de tiempo, el asunto pareció haber quedado olvidado, sin embargo, cuando se hizo público que quería competir por la presidencia su secreto volvió a salir a la luz pública, haciendo de su vida una verdadera pesadilla.


De tal manera Marco Rubio, su oponente a la presidencia, y a quien Trump le decía en tono de burla el pequeño Marco’’, dijo en uno de los debates que tuvieron de manera sarcástica e inteligente a la vez:

“Sí, él es más alto que yo, él mide como 1.88, por lo que no entiendo por qué sus manos son del tamaño de alguien que mide 1.58 y ¿ya saben lo que dicen de los hombres con manos pequeñas? No se puede confiar en ellos”.


Luego en respuesta, y muy incómodo Trump contesto:

Atacó mis manos. Nadie nunca ha atacado mis manos. Nunca he oído hablar de esto. ¿Son estas manos pequeñas? Él se refirió a mis manos como un 'si son pequeñas, algo más debe ser pequeño'. Te garantizo que no hay problema con eso. Te lo garantizo”.


En medio de aquella especulación, el portal THR, encontró la réplica de las manos de Trump en el museo de cera Madame Tussauds de Nueva York, donde ha permanecido por casi 20 años.


Al medir la réplica, encontraron que, si bien Trump no tiene manos tan diminutas, sí son más pequeñas del promedio para su altura de 1.88 metros. Al parecer, para una altura de 1.55, las manos de un hombre suelen medir 18.9 centímetros, mientras que la mano de Trump, solo alcanza los modestos 18.41 centímetros.


Hasta la fecha se puede ver claramente que Donald Trump no ha logrado superar el trauma por sus pequeñas manos, y en innumerables eventos públicos las disimula, las sobredimensiona, o utiliza las dos, cuando no lo queda más remedio para tratar de opacar las manos del resto de las personalidades que lo saludan, y que muy a su pesar… sí tienen manos grandes.


Y a ti, ¿te parecen pequeñas las manos de Trump? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados