9 extraños alimentos que fueron inventados para los soldados y NO tenías idea


Las guerras terminan, los muertos se entierran, los vencedores festejan y las tropas regresan a sus casas. Sin embargo, las recetas de cocina inventadas en el medio del conflicto, y que alimentaron por meses a cientos de soldados, se quedan para siempre.

La comida siempre será un asunto de seguridad nacional para los países, y la fórmula del éxito para sus ejércitos. La ración de combate’’, puede hacer la diferencia entre una sonada victoria, o una aplastante derrota.

Descubre 11 alimentos que no creerás que fueron inventados en tiempos de guerra.

11- Cobra Gold


Esta receta’’ bien pudiera formar parte de la serie El último sobreviviente, pero en realidad se trata del 'Cobra Gold', el ejercicio de supervivencia militar, según Reuters, más grande de Asia y el Pacífico, que lleva realizándose más de tres décadas, y en el que participan los soldados norteamericanos cada año.

Parte del ejercicio implica la supervivencia en la jungla, y los infantes de marina aprenden qué plantas y animales son seguros para comer si alguna vez se encuentran varados. De ahí que los locales les enseñan a cazar, matar y desangrar a una cobra, para hidratarse con su sangre. 

Después de beber la sangre, los infantes de marina también asan y comen la serpiente, un plato típico de esta región asiática del mundo.

También es una muestra de fuerza. Las tropas indonesias se enfrentaron al Secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, a principios de este año, bebiendo sangre de serpiente frente a él.

10- Caballa en aceite de oliva


Como todos sabemos, Italia tiene una comida exquisita, sin embargo, su Razione Viveri Speciali da Combattimento’’, o Ración de Víveres Especial para el Combate, ha ido surgiendo de acuerdo a sus experiencias en el campo de batalla, y no es tan exquisita como la de sus restaurantes.

Entre los ingredientes más comunes de los cuales se alimentan los soldados italianos se encuentran la pasta, la sopa de frijoles y la caballa, un tipo de pescado en aceite de oliva, receta creada en una de sus victorias durante la Segunda Guerra Mundial. Además, el ejército italiano también les ofrece ensalada de frutas, gelatina, galletas, barras de chocolate, pastillas de vitaminas, y leche condensada, entre otros productos. Sin dudas un menú nutritivo, pero sin excesos.


Sin embargo, los soldados italianos son los únicos en Europa a los que se les permite consumir alcohol durante sus misiones. Dos de los siete módulos disponibles contienen una botellita de 50 gramos de alcohol, usualmente coñac. Pareciera poco, pero se dice que los más listos van acumulando esas botellitas para celebrar 'a lo grande' con sus compañeros el exitoso final de una misión.

9.- Café helado tailandés


Hoy se consume en medio mundo, pero según una investigación de la BBC, la receta nacido en bases militares ubicadas en ese país al principio del siglo pasado.

El café helado tailandés lleva café concentrado, leche condensada y hielo. La leche condensada llegó a Tailandia a mediados de la década de 1900, a través de funcionarios estadounidenses estacionados en bases militares en el país asiático. Los lugareños no tardaron en encontrarle uso, agregándole al café con hielo, la leche condensada norteamericana, para refrescarse en medio de su clima tan caluroso.

8. Goya champuru con "spam"


Según el canal RT Noticias, Goya champuru con "spam", un plato muy popular en la ciudad japonesa de Okinawa, es un plato salteado de melón amargo (goya), verduras, tofu, y "spam" (carne en lata).

Goya champuru ha sido un plato básico en Okinawa durante siglos, pero el "spam" fue añadido durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el Ejército estadounidense envió unos 100 millones de kilos de carne enlatada a los soldados estacionados en el extranjero.

7.- El pastel Woolton


Según la BBC, el pastel Woolton era un plato barato de verduras muy popular en el Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial, que se popularizó como consecuencia de la escasez de los alimentos.

Según el artículo, fue presentado en la primavera de 1941 en el hotel londinense Savoy por el cocinero Francis Latry. El pastel debe su nombre a Frederick Marquis, el primer conde de Woolton, y entonces ministro de Alimentación del Reino Unido, quien popularizó la receta.

6.- Cheetos 


¿Quién no ama a los Cheetos? La sabrosa marca de aperitivos de harina de maíz con sabor a queso, enamora incluso a los militares.

En realidad, este alimento no solo está diseñado para que los soldados pasen el tiempo entretenidos, y acaben con las manos teñidas de naranja, sino también para elevar sus niveles de energía. 

Según la agencia de noticias EFE, el queso deshidratado que se utiliza en este aperitivo, y en muchos otros productos, fue un invento militar durante la II Guerra Mundial. Del ejército saltaron al mundo del deporte, y de ahí a las cestas de los supermercados que ven en este producto una solución rápida, fácil y aparentemente saludable.

5.- Taco rice


Es un plato japonés que tiene carne para tacos servida sobre una cama de arroz. Según la agencia de noticias AFP, la historia de esta receta mezcla las tradiciones culinarias estadounidenses, mexicanas y japonesas.

Fue inventado en 1984 por un chef japonés cerca de una base del cuerpo de marines de los Estados Unidos, en la ciudad de Kin, Okinawa. El cocinero combinó los tacos Tex-Mex sobrantes de los infantes estadounidenses, con el popular arroz, un ingrediente típico de Okinawa. Ahora es uno de los platos más populares en esta ciudad japonesa.

4.- Budae jjigae


El budae jjigae, un tipo de sopa coreana espesa, fue inventado durante la Guerra de Corea de 1950 a 1953, cuando la comida era muy poca. Según El Nuevo Herald, la gente utilizaba las sobras de las bases militares estadounidenses, como perros calientes o carne enlatada, y la añadían a una sopa picante tradicional coreana.

Hoy este plato sigue siendo bien popular en Corea del Sur, aunque preferimos creer que ya no utilizan las sobras.

3.- Croissant o Cuernitos


Según cuenta la leyenda, el popular desayuno fue creado en Viena a finales del siglo XVI cuando, después de varios intentos del imperio otomano por asaltar la ciudad, decidieron hacerlo por la noche.

Sin embargo, los panaderos que trabajaban por las noches, los escucharon y lograron dar aviso antes de que se concretara el ataque. En retribución, el rey Juan III Sobiesky, encargó a los panaderos la elaboración de unos panecillos con la forma del emblema turco, una simpática media luna.

2.- El McRib de McDonald’s


No se sorprendan si alguna vez les toca ver a un grupo de militares comiendo muy a gusto el McRib de McDonald’s, pues aunque te parezca extraño, fueron ellos los primero que probaron esta receta de comida rápida.


Según una publicación de El Nuevo Herald, en cierto modo, el McRib de McDonald’s, fue creado gracias a una patente desarrollada para el ejército sobre el procesamiento de piezas de carne de cerdo. Quizás en aquel entonces no sonaba muy apetitoso, pero sin dudas, el McRib se quedó para complacer los antojos y caprichos de militares y civiles.

1.-  Pizza fresca por tres años


Y si crees que ya lo has leído todo sobre las recetas de la cocina militar, esto te va a sorprender. Según una publicación de Star and Stripes, avalada por el Pentágono, desde el próximo año 2019, las tropas estadounidenses desplegadas en terreno de combate incluirán en su dieta nada  más y nada menos que una porción de pizza, misma que será capaz de mantenerse fresca por tres años.

Si bien estas pizzas no se podrán comparar con las que uno encuentra en un restaurante italiano, el sabor tampoco será muy diferente a las que se puede encontrar en un supermercado, y según explicó David Accetta, vocero de Natick Soldier, centro encargado del desarrollo de nuevas tecnologías para militares de Estados Unidos, las pizzas nutren a los soldados de los sustancias necesarias para la supervivencia en cualquier lugar.


Por el momento la pizza solo estará disponible en el sabor a pepperoni pero con el tiempo se podrían añadir otros. Según el diario argentino Clarín, la atractiva ración de combate del ejército estadounidense, puede resistir saltos en paracaídas de 400 metros de altura, y hasta los 80 grados centígrados de temperatura.

Y a ti, ¿qué receta te sorprendió más? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados