8 escalofriantes datos de los Mayas que los libros de historia jamás contarán


Como bien apuntan los libros de historia, la civilización maya fue una de las más avanzadas en cuanto a conocimientos que ha existido en la historia de la humanidad. Sin embargo, y al igual que otras sociedades, estos guardan un pasado sumamente sangriento, extraño y aterrador  si los comparamos con algunos aspectos de la vida moderna.


A continuación, les dejamos algunos datos:

8. Siguen haciendo sacrificios


Así, es. De acuerdo con la revista Muy Interesante, los poblados mayas que existen en los estados de Yucatán, Quintana Roo y Tabasco aún realicen sacrificios para alabar a sus dioses, sólo que con un pequeño giro.

Verán, dado a que los sacrificios son un asesinato, los mayas modernos prefieren sacrificar gallos y otros animales con de mantener vivas sus costumbres e historia.

7. Los criados eran enterrados con sus nobles


Así como los nobles egipcios eran enterrados con todos sus bienes a la hora de morir, lo mayas no se iban solos al otro mundo. De acuerdo con History Channel, los mayas más nobles eran enterrados juntos con sus sirvientes para que estos los acompañaran durante su camino a Xibalbá, el inframundo de su cultura.

6. Picas con cabezas


De acuerdo con el diario El País, los mayas tenían una forma muy peculiar de celebrar sus victorias, pues una vez concluida una batalla los guerreros de esta civilización procedían a cortarle la cabeza a sus enemigos para después exhibirlas en estacas dentro de alguna de sus ciudades principales.

5. Dientes afilados


De acuerdo al sitio México Desconocido, los estándares de belleza de la cultura maya eran muy distintos a los nuestros, pues era popular entre las clases nobles que las mujeres se limaran los dientes hasta que quedaran como unos palitos.

4. Despellejaban a las personas durante los sacrificios


Todos sabemos que los sacrificios eran unos de su rituales más escalofriantes. De acuerdo con National Geographic, los tributos eran pintados de color azul y luego subían al tope de una pirámide para que un sacerdote les removiera el corazón, el cual seguía palpitando una vez que lo sacaban del pecho.

Pero la cosa no acaba allí, pues una vez que el alma del sacrificio llegaba con los dioses, el sacerdote despellejaba la piel de éste para después ponérsela encima y empezar una danza frente a una multitud de personas.

3. Jugaban con cabezas humanas


De seguro muchos han visto en sus libros de historia alguna imagen del pok ta pok, es decir, el juego de pelota en el que lo mayas pasan un objeto esférico por un aro suspendido en el aire.

De acuerdo con History Channel, los mayas habían desarrollado pelotas cubiertas de cuero, sin embargo, eso no evitaba que en ocasiones jugaran con cabezas humanas. Además, se dice que el equipo perdedor era sacrificado a los dioses mayas.

2. Mutilaban sus cuerpos para lucir mejor


Ya les mencionamos lo que los mayas le hacían a sus dientes, pero eso no era todo lo que realizaban sobre sus cuerpos. De acuerdo con el diario El Universal, entre las mutilaciones que se auto producían estaban alterar los cráneos de los bebés con unas planchas de madera para aplanarlos y alterar el tamaño de su nariz para hacerla más grande.

Sí, ahorita puede que esto último no sea aceptado como un símbolo de belleza, pero en ese entonces ser narizón era suficiente para ser el casanova de los mayas.

1. Adoraban los ojos bizcos


De acuerdo con el Huffington Post, los mayas veían a los ojos bizcos como un importante símbolo de belleza en su cultura. Para conseguir estos ojos, los mayas colocaban a la frente de sus hijos una bolsa de resina a la que lo ojos miraban constantemente.

Con el tiempo, este truco haría alteraba la dirección de las pupilas hasta dejar al pequeño con los ojos bizcos.

¿Cuál de estos datos los sorprendió más?
Recomendados
Recomendados