8 errores que todos cometemos en la cocina y nos están enfermando. Podrían terminar con tu vida


¿Por qué nos enfermamos con tanta frecuencia?  

A lo largo de los años la ciencia ha logrado demostrar que la mayoría de las enfermedades provienen del manejo inadecuado y antihigiénico de nuestros alimentos.


Conocido como el “doctor bacteria”, el biomédico brasileño Roberto Figueiredo ha señalado una serie de errores que casi todos cometemos en la cocina y que debemos eliminar para evitar seguir enfermándonos. Hoy te los presentamos. 

8.- Lavar el arroz, la carne y el pollo


Cuando lavamos el arroz como resultado obtenemos un líquido color blanco, según los estudios del doctor bacteria, bajo este proceso el arroz pierde su almidón, así como el 75% de sus nutrientes, por lo que asegura que al lavar este alimento estamos cometiendo un gran error. 


Pero eso no es todo, también debemos evitar lavar la carne y el pollo antes de cocinarla, ya que este proceso no elimina las bacterias, sino todo lo contrario, aumenta el riesgo de contaminar la carne y por lo tanto, el de sufrir alguna enfermedad infecciosa. 

7.- Utilizar pinzas o ganchos para conservar alimentos 


Usualmente estos objetos entran en contacto con agua, detergentes y todo tipo de jabones, por lo que al tener contacto con nuestro alimento podrían contaminarlo de sustancias tóxicas y muy peligrosas para nuestra salud.  

6.- Guardar los huevos en la puerta del refrigerador 


De acuerdo a la investigación del doctor bacteria el contenedor en la puerta que la mayoría de los refrigeradores traen para conservar los huevos, es el peor lugar para hacerlo, ya que quedan expuestos a cambios bruscos de temperatura cada vez que se abre y cierra la puerta, esto provoca que se descompongan más rápidamente. Lo recomendable es guardar los huevos en su caja y en el interior del refri. También deben estar alejados de alimentos como la carne, pues las cáscaras de los huevos son porosas y permiten que las bacterias de la carne lo contaminen. 


Según datos de la Organización Mundial de la Salud, esta es una de las principales razones por las que se presenta la terrible enfermedad de la salmonela. 

5.- Abusar del jabón lavaplatos


Muchas veces lavamos los platos y nos excedemos en el uso del jabón o detergente, perdemos de vista que algunos residuos pueden quedar alojados en dichos recipientes y a la hora de ser nuevamente utilizados pueden contaminar nuestros alimentos con químicos que resultan son terriblemente dañinos. Lo mejor para acabar con esta amenaza es no aplicar el jabón directamente a la esponja, sino en un recipiente con agua, se recomienda utilizar únicamente 8 gotas de jabón por cada litro de agua. 

4.- Colocar la basura debajo del lavabo 


El doctor Figueiredo asegura que otra de las grandes amenazas en contra de nuestra salud, es la que viene de la costumbre de colocar el bote de basura debajo del lavabo. Hay tantas bacterias alojadas en este lugar, que es prácticamente imposible evitar que nuestros alimentos se contaminen. Lo mejor es colocar el cesto en un lugar alejado de la cocina. 

3.- Tabla de madera para cortar alimentos 


Usadas generalmente para picar los alimentos, estas famosas tablas deben ser desechadas de manera urgente. Según el estudio realizado por el doctor bacteria este objeto aumenta las posibilidades de contaminación de nuestra comida, ya que la humedad se filtra entre la madera, generando hongos y todo tipo de bacterias. Lo ideal es sustituir nuestra tabla por una de vidrio, que es el material mas eficiente e higiénico para llevar a cabo dicha tarea. 

2.- Guardar en el refrigerador latas de alimentos abiertas 


Resulta normal abrir una lata de chiles o frijoles, tomar un poco y poner lo que sobra en el refri. Pero las latas están fabricados de aluminio o acero, dos materiales muy resistentes a la oxidación cuando permanecen cerrados, pero cuando abrimos la lata por primera vez el oxigeno entra y comienza el proceso de oxidación, por lo tanto el de descomposición. 

Si no vamos a comer todo el producto de la lata, lo mejor es guardar los restos en otro recipiente, por ejemplo un envase de plástico o cristal con tapa. 

1.- Descuidar los trapos o paños para limpiar 


Casi todas las cocinas del mundo tienen por lo menos uno de estos, utilizado principalmente para secarnos las manos, limpiar nuestro desastre y secar los platos una vez que han sido lavados. El problema es que casi no le prestamos atención y se convierten en un nido de gérmenes y contaminación. Para evitar que este nido de enfermedades nos perjudique lo mejor es lavarlo inmediatamente después de cada uso, además, el doctor bacteria recomienda reemplazarlo por uno nuevo por lo menos cada 3 meses.
Recomendados
Recomendados