15 datos que prueban que la Antártida es el lugar más peligroso del planeta


Es el continente más misterioso de todo el planeta. Más grande que Europa, y casi el doble del tamaño que Australia, está totalmente cubierta por una capa de hielo que cubre alrededor del 99 por ciento de su superficie terrestre. Bajo gruesas capas de nieve oculta un sinfín de secretos aún por descubrir. ¿Por qué es tan diferente, tan cautivador… tan extremo?


¿Qué extraña razón hace que este lugar remoto no deje de sorprendernos con sus criaturas marinas, sus cuevas de hielo en las que no hace frío o los espeluznantes sonidos que aquí se registran?

Estos son, de la Antártida, 15 datos que te dejarán helado.

15.- El desierto más grande


Si, tal como lo lees. La Antártida, según National Geographic, es el desierto más extenso el mundo, con una superficie nada más y nada menos que de 14,2 millones de kilómetros cuadrados. Una extensión increíble, ¿no te parece?

14.- No existen los reptiles


Si eres fanático de las serpientes o los cocodrilos, este no es el mejor lugar. Aquí no encontrarás reptiles, de ninguna especie, de hecho, según la BBC, es el único continente donde no hay.

La razón por la cual no encontrarás estos animales aquí, y por la cual la vida aquí es muy complicada, aunque tengas sangre caliente, es porque se ha registrado la temperatura más baja hasta la fecha: -93,2 centígrados.  ¿Se imaginan?

13.- La Antártida tiene un Departamento de Bomberos.


De acuerdo a CNN la estación pertenece a la base de McMurdo, y aunque no lo crean, emplea a bomberos profesionales, que prestan sus conocimientos y sus servicios a los a accidentes que se puedan dar, lo mismo por la erupción de algún volcán, que por los accidentes domésticos que puedan surgir.

12.- No habitan los osos polares


A pesar de que se llamen osos polares, en realidad sólo los verás en el Ártico. En la Antártida sin embargo verás muchos pingüinos, que con su físico y encantador caminar, enamoran a los pocos seres humanos que se deciden a llegar hasta aquí. Según datos publicados por Discovery Channel. 

11.- El primer recién nacido


Según la agencia de noticia Notimex, en enero de 1979, nació Emilio Marcos Palma, el primer niño en este pedazo de frío hielo. 

Fue Argentina, el primer país que decidió enviar a una mujer embarazada a la Antártida, con el fin de reclamar una parte del continente, lo que por supuesto nunca sucedió.

10.- No llueve ni cae nieve


Si, aunque no lo creas, en algunas regiones de la Antártida, no ha llovido ni ha nevado en los últimos 2 millones de años. Es tan grande este continente, que, según un informe de la CNN, hay zonas en los que nunca se ha tenido un registro de lluvia o nevada.  

9.- Hay lagos abandonados


Por lo mismo, no es raro leer un artículo publicado por el Nuevo Herald, que afirma que en este continente hay al menos 300 lagos que permanecen todo el año sin congelarse. ¿Te atreverías a darte un chapuzón?

8.- Existen criaturas extrañas en su fondo marino


Estas criaturas fueron encontradas por la bióloga antártica Susanne Lockhart en el fondo marino de una zona anteriormente no explorada de la Antártida.

Según la BBC, se filmaron unas cuantas horas de material visual, el cual posteriormente fue enviado junto con algunos representantes de flora y fauna a un laboratorio para su estudio.

La doctora Lockhart destacó que la mitad de los datos recibidos tienen una gran importancia para el futuro del océano Antártico, ya que se podrían utilizar para la creación de zonas marinas protegidas en tal región, y proteger los frágiles ecosistemas antárticos.

7.- En las cuevas cálidas de la Antártida se oculta vida


Científicos sostienen que los glaciares de la Antártida esconden un completo mundo de animales y plantas, incluyendo especies desconocidas por toda la humanidad. Como razón para esto, han servido las investigaciones en los sistemas de las extensas cavernas que se formaron en el hielo gracias a un par de volcanes activos.

Según la cadena de noticias Telesur, la temperatura en las cuevas puede alcanzar hasta los 25 grados Celsius, y son muy luminosas. Todo eso crea condiciones ideales para la vida y el desarrollo de ecosistemas en la profundidad de la superficie congelada. Las muestras de suelo tomadas indicaron rastros de ADN de pequeños animales, plantas y hasta algunos hongos.

6.- La Antártida le encanta a los asteroides y meteoritos


Según la cadena de noticias EFE, durante una de las expediciones a la Antártida, científicos descubrieron pequeñas partículas de 250 diferentes meteoritos. De acuerdo con las palabras de científicos de la NASA, precisamente en la Antártida frecuentemente aterrizan partículas de asteroides y planetas. Gracias al frío absoluto, ellos se mantienen muy bien conservados, hasta ser analizados por los investigadores.

5.- Es más seca que el desierto


No porque haya nieve y hielo por todas partes, este continente asegura una buena "hidratación". Según la agencia de noticias Reuters, no hay árboles ni arbustos, y sólo viven dos especies de plantas con flores en algunas islas que rodean el continente.

Además, los valles secos de McMurdo en la Antártida, es el lugar más seco de la Tierra, con muy poca humedad y casi sin nieve o hielo sobre ellos, lo que hace que sea el hábitat con menos biodiversidad del mundo.

4.- Vientos asesinos


Según ANSA, en promedio, es el continente más turbulento y en algunos lugares pueden llegar a una velocidad de hasta 320 kilómetros por hora. Se llaman vientos catabáticos, y soplan con la fuerza y la peligrosidad de un huracán.

3.- Mucho hielo… demasiado


La capa de hielo que cubre la Antártida, según un artículo publicado por The New York Times, es la masa individual más grande de hielo en la Tierra, abarcando un 99% del continente. Si estos hielos se derritieran por completo, se elevaría el nivel del mar en 5 metros promedio, según algunas estimaciones, por lo que varias ciudades costeras de este mundo quedarían inundadas.

2.- Tiene un volcán activo


Aunque parezca curioso, la lava caliente arde también en la Antártida, ya que posee un volcán en actividad llamado Monte Erebus. De hecho, su cráter es uno de los pocos lagos de lava permanentes del mundo.

Según la AP, hay ocasiones en las que la fumarola del volcán se enfría tanto por la temperatura, que el vapor de agua congelado forma enormes torres huecas de hielo, que pueden alcanzar hasta los 10 metros de altura.

1.- Los únicos que se quedan


Según el diario español El País, el único animal de sangre caliente que se queda durante de crudo invierno en la Antártida, es el pingüino emperador macho. Lo hace para anidar el único huevo puesto por su pareja, mientras la hembra se va por nueve semanas a cazar al mar, y regresa justo a tiempo para recibirlo al salir del cascarón.

Y a ti, ¿qué dato te pareció más impactante? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados