14 datos del servicio secreto que EUA no quiere que sepas


Solo tienen una misión en esta vida, y por ella se preparan, luchan y hasta están dispuestos a morir. Nada les parece innecesario en cuestión de seguridad, y por eso, toman todas las precauciones, analizan las más absurdas variantes, y nos vigilan todo el tiempo.


Saben casi todo de nosotros, pero de ellos y sus estrategias, sólo sabemos lo poco que nos dejan ver. La Reina Isabel, el Papa Francisco, Vladimir Putin, Angela Merkel o Donald Trump, todos tienen algo en común: su seguridad.    

Estas son las tácticas más enfermas utilizadas por el Servicio Secreto de las personas más influyentes del mundo.

14. Son los primeros en llegar


Según la CNN, los agentes del Servicio Secreto y los escoltas de los presidentes, son los primeros en llegar y los últimos en irse a cada lugar donde va su defendido.

El personal de seguridad, por primera vez llegan al lugar del destino 3 meses antes de la fecha de la visita del presidente, para reunirse con las agencias de seguridad locales y preparar la llegada, pues saben que hasta el mínimo descuido puede provocar el surgimiento de una desgracia, y por lo tanto de un conflicto de proporciones globales si se trata de una visita al extranjero. 

13. Los hospitales son notificados


Según una investigación del The New York Times, los agentes deben asegurarse de que su presidente, a pesar de contar con personal de primeros auxilios, nunca estará a más de 10 minutos de un hospital especializado en algún tipo de trauma.

En cada visita, un agente se encuentra estacionado en cada hospital, listo para coordinar con los médicos y otros agentes en el caso de una emergencia médica.

12.- Se mueven con todo


Según la agencia de noticias Russia Today, la mayoría de los dispositivos de seguridad de cada Presidente, antes del aterrizaje del avión que traslada a su mandatario en el punto de destino, una aeronave idéntica tomará tierra y estará disponible en caso de que surjan problemas con el transporte principal.

De acuerdo a esta cadena de noticias, al menos seis aviones acompañan a algunos presidentes durante sus giras internacionales. Algunos de ellos son aviones de carga con helicópteros, limusinas y equipos de comunicación, y otros, transportan a cientos de agentes y miembros del personal que cubrirá el evento.

11. Siempre entran por el fondo


Es una antigua estrategia de los escoltas de presidentes, y hasta de los emperadores en la antigua Roma. 

Según El Nuevo Herald, estas personalidades de la época, cuando iban a alguna celebración importante, siempre entraban por el fondo o por alguna entrada alternativa.
Hoy, se sigue respetando esta tradición que en más de una ocasión ha sido más que efectiva contra ataques terroristas y atentados.

10. Retiran todos los aparatos electrónicos 


Según The Daily Mail, mucho antes de que el presidente llegue al hotel, salón de reuniones, o espacio abierto, los agentes revisan todas las habitaciones y lugares donde puedan entrar para comprobar la presencia dispositivos electrónicos ocultos y explosivos. También ponen a prueba de balas de goma todas las ventanas.

Por si fuera poco, retiran además los teléfonos y televisores para garantizar que la habitación no cuente con dispositivos de escuchas telefónicas y espionaje, por lo que solo instalan los suyos.

9.- Establecen tres perímetros


Según Telesur, los agentes establecen tres perímetros de seguridad alrededor del presidente: Policías forman el perímetro exterior, los agentes del Servicio Secreto generales conforman el perímetro medio, y agentes de la División de Protección Presidencial integran el anillo de seguridad más interno. Se trata de un auténtico bloque impenetrable. 

8.- Usan extremidades falsas


Durante grandes eventos, algunos agentes usan una mano falsa a la vista del público, mientras mantienen la real sobre el arma. Esto puede ahorrar valiosos segundos en caso que haya que neutralizar una amenaza de inmediato.

El ejemplo más típico, lo pudo ver todo el mundo, justo en la toma de posesión de Donald Trump, en el que su guardaespaldas más cercano, mostró un extraño comportamiento con su brazo derecho.

7.- Autos idénticos


Los presidentes, en cada presentación, son escoltados por una amplia caravana de autos con vidrios negros parecidos para evitar que un grupo de criminales sepa en cuál va el presidente.

Según la agencia de noticias ANSA, casi todos estos autos son de color negro, y sus cristales son polarizados. Son al menos 20, aunque blindados solo son 3. Así dificultan el intento de cualquier terrorista.

6.- Revisan todo


Según la cadena de noticias AFP, antes de un gran evento, el servicio secreto examina todas las rutas y posibles lugares en los que podrían ocultar explosivos.


Además, suben a los edificios más altos para asegurarse que ningún francotirador pueda aparecer en escena.

5.- Gestos


Según The Washington Post, el servicio secreto tiene un complejo sistema de comunicación por gestos para que el presidente pueda dar ciertos mensajes sin decir una sola palabra.


Esto es algo que usan los guardaespaldas, sobre todo en las conferencias de prensa, donde los periodistas son expulsados cuando hacen preguntas incómodas.

4.- ¿Militares médicos o médicos militares?


Según AP, algunos agentes del servicio secreto, tienen entrenamiento médico para poder ayudar al presidente o personalidad en caso de que resulte herido.

Muchos, tienen que aprobar materias de medicina y cirugía, como parte de su preparación, si aspiran a ser miembros de este dispositivo de seguridad. 


Como si fuera poco, muchas veces tienen que cargar con bolsas de sangre, mismas que les permiten hacer transfusiones de urgencia si fuese necesario.

3- Autos blindados


Según la agencia Reuters, los presidentes solo viajan junto a su escolta personal en una limusina blindada con puertas de 20 centímetros de grosor con metal reforzado.

Estos autos pueden cambiar de tamaño, marca o sobrenombre dependiendo del lugar del mundo y del presidente. Sin embargo, en todos los casos, ofrecen protección y seguridad. 


Uno de los más emblemáticos es la llamada Bestia’’, perteneciente al Servicio Secreto de Estados Unidos, con características únicas como el cierre hermético de todas sus puertas, y su sistema de comunicación satelital y anti-explosiones.

2.- Trajes protectores


Según una investigación publicada en el diario español El País, aunque parezcan trajes incómodos para proteger al presidente, los que usan los miembros del servicio Secreto de Estados Unidos, tienen un corte por debajo que permite tener el arma bien oculta.


Además, estos trajes son anti-balas, y pueden tener los más increíbles compartimentos para ocultar todo tipo de arma o medio de comunicación.

1.- Comida


En las ocasiones que el presidente come fuera de su área de confort, o sea fuera de su casa, los agentes del Servicio Secreto tienen la obligación de probar su comida antes de que él, en caso de que tengan la sospecha de que pueda estar envenenada.

Gracias a este riguroso análisis, la muerte de los presidentes por envenenamiento no es algo que pasa muy a menudo porque según la BBC, se investigan muy bien los lugares dónde, cómo, cuándo y qué comerá el presidente.


Por si fuera poco, cuando el presidente viaja, a menudo está acompañado por su propio equipo de cocineros y chefs, que llevan su propia comida. No obstante, los agentes del Servicio Secreto siempre están vigilando el proceso de preparación de la comida para asegurarse de que nadie interfiera.


Y a ti, ¿qué táctica de estos dispositivos de seguridad te pareció más efectiva? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados