Mira por qué Australia es el país más peligrôso


9. -Araña funnel-web.


Australia tiene un ejército de animales dispuestos a matarte y en él se incluye esta araña considerada como  la más venenosa del mundo. Armada con duros y filosos colmillos como los de una serpiente, este arácnido  tiene una mordida tan fuerte que puede atravesar las uñas, pero eso no es todo: Su veneno es dos veces más potente que el cianuro, por lo que su picadura puede ocasionar una dolorosa muerte en tan sólo 10 minutos, o bien, en otros casos alargar el sufrimiento hasta por tres días. 

8.-Pulpo de anillos azules.


Este hermoso pulpo de llamativos anillos de colores es, al igual que muchas cosas en Australia, una insospechada amenaza de muerte. No mide ni 10 centímetros de largo pero es una de las criaturas más peligrosas del océano, pues su mordedura inyecta un potente veneno que paraliza el cuerpo de sus víctimas causando que se ahoguen o que sufran un paro respiratorio en cuestión de minutos, sin embargo, a pesar de ser fatal, el ataque de este animal no duele ni deja marcas, lo que lo hace aún más peligroso.   

7.-Cocodrilo de agua salada.


Sencillamente no hay escape de estos monstruosos reptiles prehistóricos, pues no sólo viven en ríos y pantanos sino que también se les puede encontrar en el mar y en tierra firme son excelentes cazadores. Con un largo de 7 metros y un peso de dos toneladas, el cocodrilo de agua salada tiene una mordida 10 veces más potente que la del tiburón blanco, la cual usa para sujetar a sus víctimas y arrastrarlas al agua donde las sacude violentamente hasta hacerlas pedazos. 

6.-Casuario.


Esta enorme ave terrestre no conoce el miedo y sus garras son tan largas y afiladas que con una sola patada puede desgarrar el vientre de una persona y sacarle los intestinos. Por si fuera poco también está armada con una cresta sobre la cabeza que le sirve de casco y como hacha al mismo tiempo. Pueden correr y nadar mucho más rápido que el ser humano, así que la mejor manera de sobrevivir a un encuentro con un casuario es simplemente no molestarlo y alejarse lo más posible. 

5. -Tiburón toro.


La mayor parte de los ataques de tiburones en Australia son hechos por esta sanguinaria especie que a pesar de no ser tan grande como el tiburón blanco o el tiburón tigre, es muy peligroso debido a su mal temperamento, sus instintos territoriales y su disposición para atacar. Al igual que los bañistas, estos peligrosos animales prefieren aguas poco profundas pero son muy adaptables. Pueden sobrevivir en agua dulce dentro de ríos y lagos, e incluso durante inundaciones, pues por increíble que parezca, se los ha visto nadando en la ciudad. 

4.-Serpiente marrón oriental.


Aunque sólo mide un metro de largo cuando es adulta, compensa su tamaño con su actitud de lucha ya que tiene un temperamento sumamente agresivo y un veneno que la convierte en la segunda víbora más venenosa del planeta; su mordedura puede provocar la muerte en menos de una hora al hacer que la sangre se coagule por complete dentro del cuerpo. Como suele alimentarse de ratones y animales pequeños, es común que viva junto al ser humano, por lo que en este paraíso del terror llamado Australia, ya existen especialistas dedicados a sacar estas serpientes de las casas. 

3.-Avispa de mar.


Millones de estas bolsas de muerte y dolor flotan en las aguas del norte de Australia entre noviembre y abril. En ocasiones la cantidad de estos animales es tan grande, que las playas tienen que ser cerradas para proteger a los bañistas y no es para menos, pues sus cuerpos transparentes vuelven a las avispas de mar prácticamente invisibles  y para inyectar una dosis letal de ponzoña sólo necesitan tocar la piel, pues sus tentáculos tienen miles de aguijones microscópicos que se activan al contacto, causando un sufrimiento extremo y una muerte por shock o paro cardíaco en menos de una hora.     

2.-Pez piedra.


Este animal de apariencia grotesca es el pez más venenoso del mundo e inyecta su dolorosa ponzoña cuando es pisado, lo cual pasa muy seguido debido a su excelente camuflaje que lo hace confundirse con rocas o corales. Sus espinas venenosas se encuentran en el lomo y están tan afiladas como agujas, por lo que pueden penetrar piel y calzado con toda facilidad, inyectando las toxinas dentro del cuerpo y causando un sufrimiento tan profundo que muchas de las víctimas han llegado a rogar que les corten la extremidad donde recibieron el ataque. Aunque lesiones en pies y manos rara vez son letales, una picadura en el pecho o el abdomen podría matar a cualquiera con gran facilidad.  

1.-Mantarraya de cola corta.


Este pariente del tiburón normalmente tiene un temperamento plácido pero en su cola guarda un poderoso veneno que no dudará en usar si se siente atacada. Su veneno  lo administra con una larga espina aserrada, consiguiendo que entre directamente a la sangre. Y aunque su picadura es muy dolorosa no es necesariamente fatal, de hecho lo verdaderamente peligroso es el aguijón mismo que prácticamente es como un cuchillo de hueso que puede perforar y desgarrar órganos.  

Recomendados
Recomendados