¿La persona que amas te hace sufrir? 7 consejos que necesitas saber inmediatamente.


Seguramente en alguna ocasión has llegado a pensar que esa persona es la indicada pues con él o ella todo es diferente que con el resto y no existe nada tan fuerte como lo que tienen ustedes dos.

Pero un día, después de haberse entregado por completo al amor y de intentar lo mejor por hacer que funcionara, se dan cuenta de que realmente es mayor el daño que se han provocado, que quizá se enamoraron de la persona equivocada y todo lo que pensaban del otro no era más que una loca idea en su cabeza.

Es imposible no sentirse mal al descubrir que la persona a la cual creías sería el amor de tu vida en realidad no lo era. No te preocupes, esta experiencia es una valiosa lección de vida y me gustaría que tuvieras presente lo siguiente:

7. Un amor fallido no es tiempo perdido.


Entregarse al amor nunca será una pérdida de tiempo, si bien en esta ocasión las cosas no salieron como esperabas, esto no significa que todo haya sido un desperdicio. Ahora has aprendido qué errores no estás dispuesto o dispuesta a cometer de nueva cuenta en tu próxima relación. Este aprendizaje y enseñanza harán salir lo mejor de ti, toda esa fuerza y valor que llevas en tu interior le demostrara al mundo quien eres en realidad.

6. Que una relación no funcione, no quiere decir que deba terminar mal.


Si hubo amor, no tienen porqué terminar mal, o dime ¿para qué enojarse con alguien que al igual que tú intentó dar lo mejor de sí para que la relación saliera adelante? Si las cosas no han funcionado como esperaban y ambos lo han reconocido ya, necesitan pensar en qué es mejor para los dos y tomar una decisión madura juntos.

5. Gustos y personalidades afines no garantizan una relación feliz y duradera


Claro que es increíble que tu pareja comparta los mismos gustos contigo, pero esto no les garantiza el éxito en su relación pues puede suceder que eso sea lo que termine por destruirla, ya que no hay diferencias entre ustedes y cuando estas con alguien, parte de esa bonita experiencia es que te presente una nueva forma de ver la vida.

4. Las relaciones más desastrosas son las que más nos fortalecen.


Nos lo han repetido hasta el cansancio “lo que no te mata, te hace más fuerte” y  tienen toda la razón. Si bien el fin de una relación te hará descubrir que el dolor se puede sentir mucho peor de lo que imaginas, también te demostrará la increíble capacidad que hay dentro de ti para sobreponerte y levantarte del punto en el que te encuentras en ese momento.

3. Cada persona te enseña algo diferente y único


No existe una persona que sea igual a otra y esto hace que cada relación sea diferente. Cada pareja que has tenido o tendrás en el futuro dejará una marca distinta en ti, ya sea para bien o para mal. Solo a ti te corresponde decidir qué hacer con cada experiencia obtenida a lo largo de tu vida.

2. La confianza no se pide, se gana.


Es ahora que logras entender que la confianza debe ser la base de toda relación, pues sin ella no puede funcionar. Pero también estás consciente de que esa misma confianza y el amor no son cosas por las cuales se deba rogar, sino que son preciosos regalos que tan solo se dan cuando la otra persona hace lo suficiente para merecerlos y en el momento en que estos se pierden, difícilmente podrán regresar.

1. Buena o mala, cada relación es única.


Todos los seres humanos somos imperfectos, por lo que cada uno tendrá tanto cosas buenas como malas por ofrecer y es esto lo que hace única a cada relación. Quédate con lo bueno que te deje cada una de ellas y aprende de lo malo pues son experiencias que no podrías obtener de ninguna otra manera.

Nadie entra en tu vida sin una razón. Algunos están destinados a permanecer en ella y otros más tan solo tienen el firme propósito de enseñarte una valiosa lección. No guardes rencores por nadie, se agradecido o agradecida por todo lo que la vida pone en tu camino pues al final comprenderás el porqué las cosas suceden de esta manera.
Recomendados
Recomendados