La increíble transformación de "Big Show"


Conocido como “The Big Show”, Paul Wight obtuvo su apodo gracias a su descomunal cuerpo de más de 200 kilogramos y 2.13 metros de altura.  Su carrera en el ring lleva más de 20 años, durante los cuales se ganó el respeto de sus compañeros y el público tras cada pelea. 


Dicen muchos que este gigante tiene un gran sentido del humor sin embargo también posee una furia terrible e incontrolable que hace temblar a quienes se ponen en su camino.

Durante su carrera, Big Show ganó siete campeonatos en distintas categorías, acumuló cientos de victorias, mismas que lo catapultaron a la cima del éxito. Lamentablemente las personas que lo conocen aseguran que Paul nunca fue una persona que se preocupara por su salud. Su falta de disciplina a la hora de hacer ejercicio y su mala alimentación le cobrarán factura unos años después. 


Aunque su fama y éxito dentro de la WWE se debieron en gran parte a l tamaño de su descomunal cuerpo, esos kilos demás y la falta de ejercicio, sumado a las intensas giras mundiales; trajeron como consecuencia que su cuerpo empezara a deteriorarse.  A sus poco más de 40 años, Big Show estaba en riesgo de perder no sólo su carrera por la falta de condición, sino de perder también su vida a causa de un infarto si no hacía algo al respecto. 


La gota que derramó el vaso fue cuando una de las más famosas estrellas de la historia de la lucha libre que han existido, John Cena, le hizo un humillante comentario, Cena dijo: “Sí, un gigante con abdominales. No sería nada vendible”.  


Humillado y con una enfermedad silenciosa que ataca a todos aquellos que no cuidan su alimentación, Paul, decidió darle un giro a su vida, apoyado por su esposa e hijos.  Se retiró unos meses del ring y se dedicó a comer de manera saludable, tomar clases de natación para mejorar su condición y pasar horas en el gimnasio tonificando su flácido cuerpo. 

A pesar del duro camino que tuvo que recorrer, Big Show logró hacerle honor a su sobrenombre; “El atleta más grande del mundo” ya que después de haber pasado muchas noches en el gimnasio, consiguió los resultados que esperaba. A través de las redes sociales compartió el fruto de su arduo trabajo, donde el mismo John Cena que antes lo había humillado, le felicitó por tan radical cambio. 


Durante una parte del 2017 anunció su participación en varios eventos, aunque fue derrotado en la mayoría de ellos siempre ha mantenido un optimismo difícil de quebrantar. Actualmente está planificando su última pelea, ya que pronto terminará su contrato con la empresa y, según comenta, no lo renovará. 

Recomendados
Recomendados