Guardó una hamburguesa por 20 años y el resultado fue aterrador


Todos estamos de acuerdo en que la comida rápida definitivamente no es la opción más balanceada que existe. Sin embargo, aunque sepamos que nos está haciendo mucho daño, es muy difícil resistirse al sabor de una buena hamburguesa. 


En 1995, un par de hambrientos amigos no pudieron resistir el antojo de una hamburguesa, así que se dirigieron al restaurante más popular, e hicieron su pedido para llevarse su comida a casa, donde se supone se encontrarán con otro amigo.


Mientras caminaban, Eduard y Casey, tenían una platica común y corriente hasta que por fin llegaron a su destino. Hambrientos, los chicos se dieron cuenta que su amigo no había llegado, pronto les avisa que no iba a poder visitarlos. Resignados, los chicos no pudieron esperar más, y comenzaron a devorar sus respectivas hamburguesas. 


Durante merienda, los chicos mencionaron que no era una buena idea desperdiciar una hamburguesa tirándola a la basura. Fue ahí, entre broma y broma, cuando se les ocurrió hacer un experimento; guardar la hamburguesa en una caja, cerrarla y volverla a abrir 20 años después. Y así lo hicieron. 


Transcurridos 20 años desde aquel almuerzo. Los chicos, quienes obviamente seguían siendo los mejores amigos, se juntaron de nuevo para abrir la caja esperando encontrarse con una irreconocible  hamburguesa en descomposición, pero cuando la sacaron, se sorprendieron al darse cuenta que estaba exactamente igual. No había malos olores, hongos, ni humedad. 


¿Por qué pasó esto? 

Las hamburguesas que produce esta franquicia tienen un 48% de agua y las lechugas están tratadas con una gran cantidad de químicos, además tendones, lenguas, encías, párpados y rabos de animales, partes que, se supone, un humano no debe comer, pues dichas partes contienen bacterias mortales como la e. coli.  Lamentablemente a estas empresas no preocupan por la salud de sus clientes, lo único que les importa es que sus productos se vean apetecibles para los clientes y se vendan más. 


Después de ellos otras personas intentaron recrear el experimento, obteniendo el mismo resultado. ¿Se te siguen antojando estas hamburguesas?

Recomendados
Recomendados