El extraño caso de la niña que no puede dormir


Entre gritos ahogados, risas, movimientos extraños y la mirada perdida hacia la nada esta pequeña de sólo 3 años sufre un trastorno que la atormenta cada noche y pone su vida en un terrible peligro. Su nombre es Ever Hisko, y ha sido conocida como la niña que NUNCA DUERME, pues durante la noche actúa de una forma anormal, agitando sus manos sin control, riendo y jugando con seres imaginarios.


Una vez que se pone el sol, comienza el martirio, pues a la mitad de la noche Ever entra en un extraño trance del cual no puede o no quiere salir. Pareciera que el mundo no existe para ella, pues aunque sus ojos están abiertos, no miran a ninguna parte y se niega a responder a la desesperada voz de su madre.


Sus padres cada día lucen más agotados pues en el transcurso de dos años y medio, su hija ha vivido durmiendo sólo 4 horas al día o incluso menos. Al cumplir 10 meses de edad comenzó la pesadilla y desde entonces, supieron que era especial, pero de un modo completamente preocupante pues viven con el temor de que su cerebro colapse y que su pequeño cuerpo en desarrollo sufra las consecuencias de la falta de descanso.


Su madre ha tenido que lidiar cada noche con el escalofriante comportamiento, mientras su padre, -un militar de la armada británica- debe luchar en Afganistán por mantenerlos a salvo. Para él, el tiempo con su familia es lo más valioso, pero a pesar de sus ganas por superar las dificultades en casa, el cansancio y el estrés lo superan demasiado y lo peor es que después de años de ir con todo tipo de médicos no han logrado encontrar solución. 


Incluso los expertos del Hospital de niños Evelina en Londres se sorprendieron al ver un caso tan extremo. Aunque nunca perdieron la esperanza y después de someter a Ever a diversos estudios, encontraron la respuesta.

Su mente es capaz de crear escenarios virtuales, observar las imágenes y personas tan claramente como si se tratara de algo real, una habilidad conocida como Eidetismo, y a pesar del peligro de no dormir lo suficiente, Ever es feliz en su pequeño mundo de fantasía, quizá, sea la única niña en el mundo capaz de vivir de esta manera. Su poderosa imaginación le permite vivir en un estado, del cual no quiere despertar, ignorando todo lo que ocurre a su alrededor. De acuerdo a los médicos, esto la mantiene relajada, pero sus padres no pueden más con esta desesperante situación.


Afortunadamente lograron encontrar ayuda, y después de largos años de investigación y la ayuda de una psicóloga infantil, Ever, pudo tener los hábitos de sueño de una niña normal, pero ¿a qué costo y después de cuánto tiempo?  

Hoy, los médicos siguen investigando y mantienen la esperanza de que sus intensos episodios sin dormir, no afecten su desarrollo a futuro.


Es increíble ver estos casos en una sociedad que nunca duerme, que está llena de estímulos virtuales en todos lados, constantes ruidos y un ritmo de vida cada vez más estricto para los niños. Pareciera que la juventud y la infancia se pierden por completo detrás de la luz de una pantalla, mientras que la pequeña Ever, prefirió dejar el sueño a un lado y vivir bajo las reglas de su propia imaginación, demostrando que la mente humana es mucho más impresionante que cualquier otra cosa y que en realidad, no sabemos tanto de ella como pensábamos.


¿Sabías de un caso parecido? ¿Qué harías si solo pudieras dormir 3 ó 4 horas? Cuéntanos en los comentarios.
Recomendados
Recomendados