Cómo dejar ir a esa persona que ya no quiere estar en tu vida.


Una de las principales claves del éxito personal y profesional es luchar por lo que quieres y jamás darte por vencido. Pero ¿qué sucede cuando se trata de una relación de pareja? Creo que cuando llega el momento en el que una de las dos partes dice que ya no quiere a la otra, todo está decidido. Que sin importar cuanto puedas esforzarte, cuando alguien ya no te ama, no hay nada ni nadie capaz de cambiar la opinión de esa persona.

Si esto te sucede actualmente, es necesario que aprendas a aceptar un “no” por respuesta. Sé que no resulta sencillo, pero cuando el amor ha muerto, no hay forma de revivirlo. Debes tomar en cuenta que lo único que se ha terminado es tu historia al lado de esa persona, que tu vida sigue, que ya existías antes de conocerla y llegó el momento de escribir un nuevo capítulo en ella. Aprovecha esta oportunidad para aprender y crecer.


No puedes aferrarte a estar con alguien que ya no es feliz a tu lado y tampoco seguir con esa persona solo por el temor a estar solo. Te aseguro que dejar ir a alguien se vuelve más fácil a medida que aprendemos a aceptarnos, apreciarnos y amarnos por quienes somos y por lo que no somos. 

Los siguientes 5 puntos son clave para dejar ir a la persona que ya no quiere ser parte de tu vida:

5. Analiza las consecuencias de tus actos.


No permitas que el dolor y el enojo se apoderen de ti, cuando sientes que te han herido puedes llegar a tomar decisiones equivocadas por el momento que estás viviendo. Necesitas darte un respiro y sobre todo tiempo para sanar tus heridas; reflexiona sobre lo que está sucediendo, aprende de ello y sigue adelante por ti, porque lo mereces.

4. Toma el control de tu vida.


Existen personas que llegarán a tu vida con el único propósito de enseñarte algo especial, pero no pueden permanecer en ella. Si te han dejado algo bueno, agradécelo pero no te detengas, toma las riendas de tu vida y decide continuar realizando tus actividades diarias, no puedes descuidarte tan solo por sentirte mal, no es justo para ti.

Toda esa tristeza, enojo y frustración van a terminar, pero si te estancas y decides caer en la autocompasión lo que lograráas es alargar el sufrimiento. Piensa en tus metas, en esos sueños que has dejado a un lado y enfócate en cumplirlos.

3. Despréndete de los recuerdos.


Necesitas hacer lo correcto, honrarte a ti y a quienes te rodean. Si amas a alguien y sientes que es necesario dejarlo ir, hazlo por ti. Deja ir todo lo que te impide olvidar a esa persona, cartas, peluches, fotos, todo. El quedarte con esos pequeños detalles será mantener vivo su recuerdo y no te permitirá avanzar en tu camino. Tienes que saber que ningún obsequio vale más que tu estabilidad emocional.

Claro que al principio dolerá, pero una vez que el dolor pase, podrás sentirte más vivo que nunca. Comenzarás a ver todo desde un ángulo diferente y al final lograrás comprender que dejar ir es un reflejo de tu fortaleza, valentía y del gran amor que tienes por ti mismo. 

2. Acepta que ya no te quiere.


Recuerda que estás dejando ir a alguien no porque ya no te importa, al contrario, es porque eres una maravillosa persona y lograste comprender que será más feliz en otro lugar, que tú puedes ser más feliz en otro lugar. 

Aceptar que su amor ha terminado puede ser el paso más difícil, pero sin duda es el más importante. Quiero que te quede claro que el amor no debe rogarse, no cometas el error de buscar a alguien que no tiene nada más que ofrecerte. Busca estar en paz contigo mismo y encuentra la manera de primero ser feliz por tu cuenta. Ámate y respétate antes de intentar amar a otra persona.

1. Piensa en lo que aprendiste.


Créeme, todo lo vivido te traerá un aprendizaje, analiza las cosas que no salieron bien para no repetirlas en el futuro. Te aseguro que un mejor capítulo está por escribirse en tu vida, pero solo te corresponde a ti decidir que sea de esta manera. Otras personas vendrán y no dudes que conocerás a alguien que te quiera bien y merezca estar a tu lado.

Escribe sobre lo que piensas y lo que sientes, da las gracias a la vida por las enseñanzas que ha traído a ti hasta ahora. Medita y pasa un poco de tiempo a solas para redescubrirte y reinventarte. Haz algo que te apasione por completo, haz todas aquellas cosas que te traen felicidad y que consiguen hacerte reír.

No te fijes más en las cosas que te causan dolor, tristeza y sufrimiento, concentra tu mente en las cosas que consiguen hacer a tu corazón vibrar con fuerza, en eso que te hace feliz. Deja ir las cosas y confía pues la vida tiene un plan mejor para ti. Déjalo ir y regálate tu propia libertad.
Recomendados
Recomendados