Animales que el hombre matô hasta extinguirlos


Nuestro planeta se está enfrentando día a día con la posible extinción de una nueva especie. Cada vez más personas están conscientes del impacto de sus acciones y les preocupa la conservación de especies, pero no siempre fue así. De hecho, en algunas ocasiones fuimos los causantes directos de la desaparición de algunas especies y aquí te las mostramos.

7. DODO


El pájaro dodó es probablemente el animal extinto más reconocido en el mundo. Vivía en las islas Mauricio a 900 kilómetros de Madagascar y era un ave incapaz de volar, ya que se había adaptado a una vida terrestre gracias a que en la isla no existían depredadores naturales y podían dejar sus nidos en la tierra de manera segura. 

Al ser un animal lento y muy fácil de cazar fue llamado “Dodo” que significa “tonto” en portugués. La razón de su extinción fue la cacería descontrolada y la llegada de perros y ratas a la isla, animales que fueron traídos por el hombre. Las ratas se encargaron de destruir los nidos del dodo y los perros de cazar a los dodo adultos. 


Tan solo 80 años después de la llegada del hombre a la isla, en 1662 se se pudo observar con vida al último pájaro dodo.

Lo único que nos queda de esta especie son huesos que se exhiben en museos y que es el escudo oficial de la república de Mauricio.


6. PALOMA MIGRATORIA


A principios del siglo 19, la paloma migratoria era una especie tan abundante en norte américa que existían al menos 5 billones. Cuando emigraban eran tantas que podían oscurecer el cielo por completo y hacer que el día se hiciera noche. 

Con la llegada de colonias de Inglaterra a Estados Unidos, este animal fue visto como un alimento barato y fácil de conseguir, así que fue cazado exageradamente. En tan solo 90 años, la cantidad de palomas migratorias había bajado a 250 mil. Esta especie solía andar en grupos. Lamentablemente esto fue un factor en la extinción de la especie. Un día, varios cazadores encontraron a los últimos ejemplares, terminando con ellos en un solo día. 


La última hembra en cautiverio, murió sola en un zoológico en Cincinnati y actualmente podemos ver este último ejemplar disecado en el museo Smithsonian en Washington D.C

5. RINOCERONTE NEGRO AFRICANO


Esta es una de las especies más recientes declaradas extintas. El rinoceronte Negro Africano fue cazado principalmente por su cuerno, ya que se dice que tiene propiedades curativas para muchas enfermedades. Otra de las razones y la más inútil de todas, es que en Asia tener un cuerno de Rinoceronte es símbolo de poder y bienestar.

Los intentos por preservar la especie fueron tantos que el gobierno de África mandó a un ejército de soldados para cuidar de los rinocerontes y asegurarse de que nadie cazara a los últimos ejemplares. Los soldados tenían la orden de dispararle a cualquier cazador que se les acercara. Y por algún tiempo lograron su objetivo. 


Lamentablemente sus esfuerzos no fueron suficientes y el Rinoceronte Negro Africano fue declarado extinto en el año 2011

4. TIGRE DE JAVA


Este tigre era una especie felina que solo vivía en la isla de Java, de ahí el nombre. El pelaje de este tigre era tan hermoso que la demanda era muy grande y muy bien pagada.  


La cacería sin control de este tigre hizo que en menos de 30 años solo quedaran 35 ejemplares del tigre de Java en toda la isla. En 1972 el gobierno declaró como zona protegida el área donde aún quedaban ejemplares, pero ya era demasiado tarde. En 1979, el último tigre fue cobardemente cazado y así terminamos con otra especie que no volveremos a ver nunca.

3. VACA MARINA DE STELLER


La vaca marina de Steller, fue descubierta en 1741 y fue una especie que en promedio llegaba a medir 8 metros y a pesar hasta 10 toneladas, eran muy similares a las morsas y los manatíes.

Se alimentaban de plantas, algas y musgo marino por lo cual era un animal manso que no amenazaba al ser humano y tampoco los veía como amenaza, este fue un error trágico para su especie


Las causas de su extinción fueron la demanda humana de su carne, grasa y piel, de gran calidad. En tan solo 27 años, La vaca marina de Steller, dejó de existir. Es muy triste saber cuanto daño puede hacer el ser humano en tan poco tiempo.

2. RINOCERONTE BLANCO DEL NORTE AFRICANO


Sudán, el último rinoceronte macho blanco del norte que quedaba en el mundo, murió en 2018.  Esta subespecie ha existido en la tierra desde hace 1 millón de años, ahora tiene sus días contados ya que solo quedan 2 hembras vivas. 

Al igual que su hermano el rinoceronte negro africano, fue cazado por su valioso cuerno que tenía más valor que el oro.

Sudán había logrado escapar de la extinción segura en 1970 en su vida salvaje, los cazadores estaban prácticamente acabando con el rinoceronte y el gobierno africano decidido mejor trasladarlo a un zoológico para conservar la especie. Al final de su vida pudo volver a África, a la reserva natural keniana de Ol Pejta, donde vivía desde 2009. 

Lamentablemente en los últimos años, una infección en una de sus patas no pudo ser controlada, por esta razón no podía mantenerse de pie. Al tener 45 años de edad y pesar cerca de 2 toneladas, aparearse de manera natural era muy difícil. La infección se esparció y ya no había nada que los veterinarios pudieran hacer para ayudarlo, así que tomaron la difícil decisión de dormirlo y darle el descanso que tanto necesitaba.

Especialistas en genética animal han conservado su semen para intentar una inseminación artificial en las últimas dos hembras que quedan en el mundo. Las esperanzas no son muchas, ya que esto nunca se ha intentado en rinocerontes.

1. MOA GIGANTE 


El caso de la moa gigante es uno de los más impresionantes que hemos tenido. Un ave nativa de nueva zelanda que media hasta 3 metros de altura, pesaba 250 kgs y sus huevos llegaban a pesar hasta 10 kgs. Lo increíble de este caso es que esta especie había estado en nuestro planeta por más de 90 millones de años. Así es, el ser humano, cazó y aniquiló a una de las especies más viejas de nuestro planeta en cuestión de años. 


La tribu de los maoríes fueron los primeros hombres en conocer a la Moa Gigante y se dedicaron a cazarla sin control como alimento gracias a su abundante carne y fácil captura.

Este impresionante animal dejó de existir en el año 1500 y es un ejemplo más del poder destructivo que desde hace muchos años tiene la humanidad.

¿A cuál de estas especies te hubiera gustado conocer? Cuéntanos en los comentarios.

Recomendados
Recomendados