7 señales de que vas a regresar con tu ex ¿Lo volverías a intentar?


Terminar una relación no necesariamente significa que todo contacto entre tú y tu ex pareja habrá finalizado por completo. Resulta común que después de una relación de bastante tiempo y habiendo vivido tantas experiencias juntos, el contacto entre ambos continúe e incluso se conviertan en buenos amigos.


Por ello es muy probable que aún conserves la esperanza de darle una segunda oportunidad a la relación. De ser así es necesario que tengas presente el motivo de su separación y si realmente ambos muestran la disposición para comenzar desde cero sin reprochar nada, sin guardar rencor alguno del pasado y con esto tener la seguridad de que esa nueva etapa será la mejor decisión que pudieron haber tomado.

A continuación te mencionaré 7 señales que te ayudarán a identificar de forma clara si realmente existe la posibilidad de un regreso con tu ex pareja:

7. Siguen apoyándose.


Generalmente después de una ruptura se corta el contacto por lo sano, ya que el resentimiento pone barreras emocionales, mismas que no permiten alegrarnos de los éxitos mutuos. Pero si ustedes quedaron en buenos términos y quieren seguir compartiendo tanto los buenos como los malos momentos, esta es una buena señal. Muy en el fondo ambos saben que a pesar de ser “solo amigos” ven la posibilidad de regresar y desean conservar el gran cariño y confianza que aún sienten el uno por el otro. 

6. Coquetean constantemente.


Esta es una de las señales más evidentes pues una vez llegado este punto han dejado claro que a pesar de la separación, en sus corazones aún existe el deseo de reconquistarse y retomar la relación pero ahora con mayor madurez sentimental. Después de todo lo que han vivido juntos tendrán que esforzarse un poco más para cumplir con su objetivo y con esto me refiero a que deberán dejar salir lo mejor de cada uno descubriendo así que existen nuevas formas de seducirse. 

5. Comparten metas y objetivos.


Al ya no estar en una relación, lo más común hubiera sido mantener cierta distancia entre los dos, pero en su caso cada que consiguen cumplir alguna de sus metas y objetivos personales lo primero que hacen es compartirlo entre ustedes. Esta señal los va a llevar a que tarde o temprano piensen que lo mejor es estar juntos y seguir con los planes que en su momento tuvieron. 

4. Nunca han dejado de estar en contacto.


Al haber terminado su relación de buena manera es normal que tengan mucha comunicación. Lo que realmente marcará la diferencia será la frecuencia con las que se busquen. Solo con el tiempo sabrán si quieren continuar con una bonita amistad o bien, retomar ese lazo que los unía pero esta vez con mayor fuerza. En otras palabras: Si prácticamente siguen como cuando eran novios, es porque aún conservan la esperanza de regresar. 

3. Se sienten felices estando juntos.


No solo se trata de encontrarse en fiestas y reuniones de los amigos que tienen en común, si no que además realizan planes juntos como ir a comer, al cine, por un café e incluso hasta visitar la casa del otro tan solo por gusto. El cariño que sienten no ha desaparecido, al contrario, con estas acciones se va fortaleciendo pues ambos se sienten cómodos y felices de poder contar el uno con el otro.

2. No les molesta hablar de los motivos de la ruptura.


Este nuevo estilo de convivencia que han adoptado ha resultado ser una experiencia positiva pues les ha permitido identificar y hablar acerca de los malentendidos y problemas que hubo en su relación de forma tranquila. ¿Qué quiere decir esto? Simple, ambos buscan regresar y aprender de los errores del pasado,  pues el cariño entre ustedes es demasiado fuerte y saben que no puede terminar de la noche a la mañana.

1. Tienen mucha química.


La frase “deberíamos tomarnos un tiempo”, no está del todo equivocada, pues hay casos donde ese tiempo a solas es lo que necesitas para valorar a la otra persona y todo lo que es capaz de hacer por ti. Ahora por más que quieran mantener su distancia, les resulta imposible debido a que se sienten sumamente atraídos en todos los sentidos y no hablo tan solo del aspecto físico, sino también del emocional y mental, es ese tipo de atracción de la cual no es nada sencillo librarse.

Estas son señales muy claras de que regresar con tu ex pareja no resultaría ser tan mala idea, pero para que esto suceda deben estar conscientes de que definitivamente el proceso de reconciliación requiere de todo su esfuerzo y compromiso. Las segundas oportunidades pueden funcionar e incluso resultar mejor que la primera, pero el recomenzar dependerá completamente de la madurez emocional que hayan adquirido durante este tiempo.
Recomendados
Recomendados