7 cosas que jamás debes decir a tu pareja durante una discusión


Es inevitable que surjan desacuerdos en toda relación. Pero más allá de ello, como pareja siempre debes tener presente los sentimientos del otro y el gran amor que se tienen, pues cuando las discusiones son fuertes se puede llegar a lastimar a la otra persona de forma severa con comentarios hirientes que quizá no mides en el momento.

No conviertas una discusión en una crisis que puede incluso terminar con la relación que ahora tienen. Quiero compartir contigo 7 puntos que los psicólogos recomiendan tener en cuenta antes de tomar una postura durante cualquier conflicto.

7. Echar en cara todo lo que te ha hecho enfadar durante la relación.


El pasado se debe quedar precisamente en ese lugar, si son cosas de las que ya han hablado antes ¿Por qué traerlas de nuevo al presente? No hagas crecer esa bola de nieve que al final puede convertirse en una carga pesada para ambos y en lugar de solucionar el conflicto solo creará un gran resentimiento en sus corazones. Aprende a soltar el pasado pues eso te hará libre, podrás al fin encontrar la calma y entonces generar acuerdos que dejen satisfechos a los dos.

6. Dudar de su amor.


El estar en una pelea no significa que han dejado de amarse el uno al otro, no tienes porqué dudar o cuestionar el amor que siente por ti. Si han entrado en este punto es porque a ambos les interesa darle solución al problema y es solamente con ese amor que podrán hacerlo.

5. Utilizar palabras como “siempre” o “nunca”.


“Nunca tienes tiempo para mi”, “siempre estás con tus amigos” ¿Te suenan conocidos? Estos absolutismos lo único que consiguen es que durante la discusión tu pareja tome una postura defensiva y de esa manera nunca le darán solución a nada, por lo que es mejor evitarlos.

4. Argumentos que te ayuden a “ganar” la discusión.


El principal objetivo de una discusión en pareja, no es “ganar” y dejar mal parado al otro. Si realmente sientes amor por él o ella no deberías tener interés alguno en ganar, sino en resolver los problemas que los han llevado a ese punto. Lo importante aquí, según el psicólogo Joshua Klapow es “escucharse”. Mantener una buena comunicación siempre será la base de una relación sana.

3. Decirle que “tiene” que hacer algo.


Y es que ¿a quién le gusta que le digan lo que debe hacer? “Tienes que cambiar esto”, “tienes que mejorar tu actitud” Aunque tengas razón, el señalar sus defectos y decirle que tiene que corregirlos es algo un tanto agresivo. Recuerda que todos tenemos defectos y no somos perfectos, por lo que al sentirse atacada, tu pareja puede comenzar a mencionar cada uno de los que tienes tú.

Si en verdad te interesa que algo cambie, en lugar de darle una orden, intenta hacerlo en forma de sugerencia: “me parece que si cambias esto, yo podría mejorar en esto otro”. De esta manera entenderá que ves un defecto suyo, pero al mismo tiempo puedes aceptar los tuyos .

2. Utilizar amenazas.


Intentar chantajear a la otra persona durante una discusión nunca será una buena opción, tu pareja se puede sentir amenazada pues estás enviando un mensaje agresivo y si, puede que ceda un poco a tus reclamos pero debes preguntarte ¿cuánto tiempo más soportará estar en esa situación? A nadie le gusta permanecer en donde no se siente cómodo y si no muestras disposición a escuchar lo que tiene que decir, simplemente se cansará y terminará por dejarte pues verá que realmente no le das importancia a sus opiniones.

1. Quedarse en completo silencio.


Quedarse callado por completo mientras tratan de solucionar un inconveniente o desacuerdo es lo pero que se puede hacer, pues tan solo enviarás el mensaje a tu pareja de que no tienes interés por mejorar la situación. Si deseas tomar una pausa durante la discusión díselo a tu pareja, en lugar de simplemente guardar silencio y retirarte, así evitarás que ese problema dañe más la relación.

Todo problema se puede solucionar, pero siempre dependerá de la actitud con la que sea tomado. La agresividad no es la respuesta. Mantener una buena comunicación con tu pareja resulta esencial, y debes tener presente que esta no se trata solamente de hablar sobre lo que tú piensas, también debes estar dispuesto a escuchar lo que él o ella tiene que decir. Por más fuerte que sea el problema, recuerden que su amor es aún más grande y este les ayudará a afrontarlo para salir adelante.
Recomendados
Recomendados