10 razones por las que tus relaciones siempre fracasan. Lo lamento si eres tú.


Lo has intentado una y otra vez, das lo mejor de ti en cada relación, te entregas por completo, buscas hacer las cosas bien y sin embargo parece no ser suficiente. Comienzas a creer que estás destinado o destinada a fracasar en el amor y que tal vez este no se hizo para ti. 

En realidad es probable que estés haciendo algo mal y aún no lo hayas notado. Es por esto que a continuación te mencionaré 10 de las razones más comunes por las cuales las relaciones de pareja llegan a fracasar:

10. Dependes emocionalmente de tu pareja.


Al estar con alguien lo que menos deseas es encontrarte con una persona que dependa completamente de ti y lo que hagas. Apegarte emocionalmente a tu pareja resulta perjudicial para la relación pues al querer acaparar toda su atención y que esté siempre presente sin tomar en cuenta sus necesidades es algo que termina por alejarla de tu lado. Las relaciones fuertes encuentran un balance entre lo que necesita cada uno y lo que están dispuestos a hacer por el otro.

9. Esperas encontrar a alguien perfecto.


Las series de televisión, libros y películas románticas han impuesto en tu mente una imagen del amor lejana de la realidad. Tus expectativas son tan altas que por más que intentas no consigues encontrar a tu pareja ideal. Así como tú posees increíbles cualidades también tienes debilidades en las cuales trabajar, no existe nadie perfecto y es algo que necesitas tener claro si deseas encontrar a esa persona ideal. 

8. No expresas tus sentimientos.


No le dejes todo el trabajo a tu pareja pues te aseguro que al igual que tú, no es adivino para saber todo lo que te gusta, lo que no, lo que quieres y eso que te molesta. Cuando no expresas tus sentimientos ya sean de felicidad, alegría e incluso enojo o frustración, en cualquier momento tu pareja se cansará de estar con alguien a quien parece no importarle la relación.

7. No le dedicas el tiempo suficiente.


Te has concentrado tanto en mantenerte siempre ocupada desde el trabajo, la escuela, los compromisos con tu familia y amigos, que no has conseguido encontrar el balance para brindarle el tiempo y atención necesaria a tu relación. Debes recordar que estos dos son factores esenciales para el crecimiento y fortalecimiento del amor de pareja. 

6. Las redes sociales.


Es uno de los principales motivos por el cual las relaciones sentimentales fracasan en la actualidad. Seguramente la frase “te vi en línea y no me respondiste” te sonará familiar; y es que ahora se valoran más las reacciones en las publicaciones que las visitas inesperadas.

Si bien las redes sociales te ayudarán a mantener el contacto con tu pareja haciendo que la distancia no tenga importancia alguna, resultan un arma de doble filo que podrían terminar asfixiando la relación si se abusa de ellas. No reemplaces los momentos juntos por mensajes de texto, fotos y publicaciones que se quedarán ahí sin la posibilidad de convertirse en un detalle para recordar con el tiempo.

5. El miedo te ha dominado.


Después de tantos fracasos sentimentales es normal sentir un poco de miedo y evitar involucrarte demasiado, para no cometer los mismos errores del pasado que te han provocado tanto sufrimiento. Pero no puedes permitir que ese miedo te domine e impida que confíes nuevamente en el amor, necesitas superarlo y poco a poco demostrar tu cariño a quien desea formar parte de tu vida, de lo contrario ¿cómo sabrás que estás con la persona indicada?

4. No le das la seriedad necesaria.


Das por entendido que tu pareja seguirá estando ahí para ti sin importar lo que suceda y es verdad al menos por un tiempo, pero nadie quiere permanecer en un lugar en el que entregas todo de ti y no recibes nada a cambio. Necesitas tomar tus relaciones con mayor seriedad para que logren funcionar.

Esto sucede cuando comienzas a caer en la comodidad. Al pasar tanto tiempo con tu pareja ya no haces el menor esfuerzo por sorprenderla; recuerda que no se necesita una razón más que el amor que sientes por esa persona para hacerla sentir especial. 

3. No eres capaz de hacer sacrificios por la relación.


Te has acostumbrado a hacer las cosas a tu manera que rara vez tomas en cuenta la opinión del otro cuando se trata de tomar decisiones importantes. Necesitas entender que para mantener una relación saludable y duradera, en ocasiones se deben realizar ciertos sacrificios con tal de hacer sentir a tu pareja valorada, demostrándole que tomas en cuenta sus sentimientos y pensamientos. Ninguna relación conseguirá salir adelante si no se está dispuesto a escuchar, trabajar en equipo y apoyarse en todo momento.

2. Los celos se apoderan de ti.


Lo único que logran demostrar los celos es la inseguridad en ti y la falta de confianza en tu pareja. Está claro que es un sentimiento imposible de evitar, pero debes saber cómo actuar a la hora de enfrentarlos, pues al rebasar los límites ninguna relación conseguirá salir adelante.

1. Vives de forma apresurada.


Si al comenzar una relación ya te ves de pie frente al altar, es seguro que estás viviendo de forma muy acelerada. Para todo existe un momento, dale tiempo al tiempo y verás que al tomarlo con la calma, seriedad y madurez necesarias conseguirás formar una relación duradera porque el amor se construye y hace fuerte día con día. 

Si quieres que tu relación resulte exitosa, necesitas tomar en cuenta cada uno de los puntos anteriores y no volver a caer en esos errores. Recuerda que no existe relación perfecta, pero que trabajando juntos con madurez, confianza y sobre todo dando lo mejor de cada uno podrán acercarse a su objetivo. 
Recomendados
Recomendados