10 errores fatales de restauraciones. Destruyeron obras de arte muy valiosas


¿Nunca has tratado de arreglar algo, y el resultado es espantoso? Pues no eres el único. Te presento 10 ejemplos que muestran que el remedio muchas veces termina siendo peor que la enfermedad. Conoce las restauraciones de obras de arte más desastrosas de la historia.

10: El Ecce Homo de Borja (España)




Cecilia Giménez pintora amateur del pueblo español de Borja, decidió "restaurar" una representación de Jesús llamada Ecce Homo, prácticamente destruida y olvidada en una iglesia. Como era de esperar, la restauración fue desastrosa, sin embargo, la obra se hizo viral, y a partir de este error, el turismo para ver al Ecce Homo "restaurado" ha crecido notablemente. Un error convertido en éxito debido a un trabajo demasiado horrible para ser cierto.





9: Los frescos de la dinastía Qing




La intención era buena, pero el resultado no fue el esperado. Estos frescos fueron repintados para hacerlos más visibles en el templo budista de Yunjie (Chaoyang) en 2013, ya que las imágenes originales estaban desapareciendo. Sin embargo, los ridículos colores utilizados, y una mezcla entre dibujos animados y pop art, arruinaron la milenaria obra de arte.



8: La máscara funeraria de Tutankamón




Conservadores del Museo Egipcio de El Cairo decidieron pegar la mismísima barba de la máscara funeraria de Tutankamón al romperse durante una restauración. Pensando no ser descubiertos, la pegaron con un adhesivo denominado resina Epoxi, sin sospechar que dicho material es totalmente inapropiado para su uso en restauración. Resultado final: una extraña línea amarillenta entre la unión de la cara con la barba.







7: La Virgen con el Niño Jesús y Santa Ana de Leonardo Da Vinci




El objetivo de restaurar esta obra fue cumplido en parte, pues ciertamente ganó en luminosidad. Sin embargo, realizando esta labor arruinaron la conocida técnica de sfumato (que le da antigüedad a la pintura) utilizada por Da Vinci, siglos atrás.




6: La Venus en el Espejo




Un verdadero crimen artístico, y no precisamente al ser restaurada sufrió la famosa pintura la Venus en el espejo de Diego Velázquez en el año 1914.

La "asesina" fue Mary Richardson, una activista que luchaba por el derecho al voto femenino. En protesta por la detención de una compañera, Mary entró al Museo con un cuchillo en la mano, y "apuñaló" 7 veces la espalda y los hombros del cuadro de Venus, alegando que le molestaba como los hombres miraban a la interesante obra de arte.




5: Frescos de la Capilla Sixtina





Fue quizá la restauración más polémica de la historia. Por un lado, los restauradores, que determinaron que todas las capas de grasa y suciedad en el techo fueron el resultado de las velas encendidas de la capilla, mientras que, por otro, James Beck y otros artistas no estaban de acuerdo con esta idea.




Estos últimos afirman que Miguel Ángel pudo haber utilizado el hollín mezclado con pegamento para enfatizar las sombras, y mejorar la definición de áreas oscuras y en seco. Si es así, gran parte de este trabajo del artista fue eliminado durante su restauración.


4: Mosaicos de Hatay (Turquía)




Esta restauración pasará a la historia como un fraude, ya que tras ser "restaurados", perdieron casi todo su valor y, según algunos expertos, se convirtieron en unas ridículas "caricaturas".





3: Escultura de Marte y Venus




Simpática y a la vez controversial fue el traslado de este grupo escultórico del año 175 d.C. desde el Museo y hasta el pórtico de honor del Palacio Chigi, sede de la presidencia del Gobierno. La orden fue dada por el presidente Silvio Berlusconi, nada más y nada menos, que para reponerle el pene a Marte y las manos a Venus, saltándose así, las normas de restauración más elementales.




2: Escultura de la Virgen María y el niño Jesús




Y producto del vandalismo, esta escultura de la Virgen María y el niño Jesús, que se encuentra en Sudbury, Canadá, fue ultrajada en varias ocasiones. Cuentan que el sacerdote de la parroquia encontraba la cabeza tirada en cualquier lugar, hasta que un día desapareció por completo.




Para sustituirla se encargó a la artista Heather Wise, quien creó una cabeza un tanto espeluznante, y que nada tenía que ver con el modelo original. El resultado fue un verdadero desastre.


1: La protección siempre de pies a cabeza

Y bueno, esta se explica por si sola… ¿no creen?




Vladimir Lenin prácticamente irreconocible. 




¿Qué restauración fue la más chapucera? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados